fbpx
Una mujer paga la compra en una tienda con su tarjeta de crédito

CINCO ESTRATEGIAS PARA FIDELIZAR CLIENTES

Hace unos días os hablamos en este mismo blog de cinco claves que los emprendedores, sobre todo los propietarios de negocios locales, debían tener en cuenta a la hora de fidelizar a los clientes y transformarlos en fans y embajadores de sus respectivas marcas.

La calidad del producto o servicio juega un papel fundamental, eso es indiscutible, pero la diferencia entre una buena y una mala experiencia de compra reside en el trato que bridemos al cliente durante y después del proceso de compra.

Uno de los mantras más conocidos del marketing afirma que “es más barato conservar a tus clientes actuales que conseguir nuevos clientes”. Así pues, hoy queremos compartir contigo cinco estrategias, todas ellas perfectamente complementarias, que podrás implantar en tu estrategia de negocio para conseguir que las personas que te compran se conviertan en un activo más de tu proyecto de emprendimiento.

1. Fidelización
Se trata de recompensar las compras de nuestros clientes más fieles. Los comercios especializados en canal e-commerce suelen instalar programas monedero, donde el cliente acumula dinero cada vez que realiza una compra. Por su parte, los negocios locales que operan en el canal físico apuestan en mayor medida por las tarjetas de puntos; una vez el cliente ha reunido los puntos suficientes, puede canjearlos en el establecimiento por algún producto o servicio.

2. Descuentos
Todos los conocemos. Consiste en adquirir el producto o servicio a un precio inferior al habitual. La diferencia, en el caso que nos ocupa, estriba en que el descuento se lo ofrecemos a determinados clientes en función de su antigüedad, su volumen de compras o la frecuencia con la que estas se repitan. Aquí juega un papel decisivo el margen de beneficios, que puede variar sensiblemente en función del tipo de negocio.

3. Newsletter
Es cierto que su visibilidad ha quedado reducida con la emergencia de las redes sociales, pero el email marketing continúa ofreciendo resultados satisfactorios y no conviene desdeñar en absoluto su potencial como herramienta de comercialización. Su utilidad y eficacia dependerán de nuestra capacidad para segmentar correctamente a los clientes, que en un escenario ideal deberían recibir las propuestas de compra más cercanas a sus gustos e intereses.

4. Comunicación
O lo que es lo mismo: redes sociales. Sácales el máximo partido posible y aprovecha todas las oportunidades que estas plataformas te ofrecen a la hora de interactuar con tus clientes. Organiza sorteos y concursos, lanza encuestas, escucha y responde a quejas y sugerencias… En definitiva, no te comportes como un ente indeterminado que contesta mensajes de manera robótica, sino como una persona de carne y hueso que se comunica con otras personas de carne y hueso.

5. Regalos
No es la opción idónea para presupuestos modestos, pero se trata de una de las estrategias de fidelización más potentes y efectivas. Recibir un obsequio siempre es agradable, más aún cuando nos lo hace alguien completamente inesperado. Ese alguien somos nosotros y, gracias al gesto, habremos asegurado la lealtad del cliente, que muy probablemente comparta su alegría y nos dé a conocer entre las personas que formen parte de su red de contactos.

Crédito foto.