fbpx

CONTAR HASTA 10

Las opiniones sobre las consecuencias del Covid-19 tanto a nivel particular como a nivel colectivo son dispares. Las hay objetivas y subjetivas, lógico, nadie ha vivido semejante experiencia con anterioridad y salvo excepciones, en menor o mayor medida, todos los estratos sociales vamos a vernos salpicados por su...

¿Conocéis las 6 leyes de la Autorresponsabilidad de Paulo Vieira?   1- En vez de criticar a otros, guarda silencio. 2- En vez de reclamar, ofrece sugerencias. 3- En vez de buscar culpables, busca soluciones. 4- En vez de justificar tus errores, aprende de ellos. 5- En vez de hacerte la...

Acabado el año 2019, Oportunitas hace un necesario ejercicio de autoevaluación (consulta nuestra Memoria Anual al completo) para identificar las fortalezas y debilidades de su actividad principal, que no es otra que apoyar a emprendedores en riesgo de exclusión social y/o económica que no pueden recurrir a la banca tradicional por falta de avales o garantías.

En la primera entrega de este artículo, publicada la semana pasada, os ofrecimos una introducción sobre la importancia de las redes sociales para las pequeñas y medianas empresas, y la manera en que estas pueden utilizar plataformas como Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn a la hora de conectar con clientes o informar sobre las características de sus productos y servicios.

Hace unos días os hablamos en este mismo blog de cinco claves que los emprendedores, sobre todo los propietarios de negocios locales, debían tener en cuenta a la hora de fidelizar a los clientes y transformarlos en fans y embajadores de sus respectivas marcas.

Existen decenas, cientos, miles de detalles que pueden condicionar la supervivencia a largo plazo de un proyecto de emprendimiento, pero pocos son tan importantes, en el caso de los negocios locales, como la relación que sus propietarios sean capaces de establecer con las personas que compran sus productos o servicios.