La Fundación

La Fundación Oportunitas nace en el año 2016, y es fruto de más de 15 años de experiencia en materia microfinanciera y de inserción. Con esta sólida base profesional, y además, con un contrastado conocimiento del sector y de las relaciones institucionales, la Fundación Oportunitas tiene la vocación de ser la primera entidad microfinanciera social española, siguiendo el modelo de cientos de otras microfinancieras europeas, que ni son un banco, ni son una entidad del Tercer Sector.

Cuenta para este objetivo con el apoyo de diversas instituciones europeas, así como de personas particulares y empresas de nuestro país, que se han incorporado a la Fundación desde sus Órganos de Gobierno, hasta su financiación.

Misión

La Fundación Oportunitas tiene por misión el fomento de la inclusión social y laboral mediante la actividad emprendedora y de autoempleo, especialmente dirigida a las personas que se encuentran en una situación laboral precaria o de exclusión social, o en riesgo de sufrirla.

Visión

Ser la microfinanciera social de referencia en España, promoviendo un fuerte impacto social, el desarrollo del sector y las buenas prácticas reconocidas por la UE

barrasenzilla

Nos comprometemos con el éxito del usuario

barraboletes

El esfuerzo es no desfallecer. Acompañamos a todos nuestros usuarios y les ayudamos a no abandonar. Y a pensar siempre en el mejor camino; aunque tal vez no sea el más cómodo.

La mayoría de nuestros usuarios saben lo que significa enfrentarse solos a la adversidad. De ellos hemos aprendido a solidarizarnos con los más débiles y los más necesitados, y a trabajar con ellos en complicidad, apostando por su éxito, como un solo equipo.

Ellos y nosotros estamos comprometidos con un modelo de economía donde los valores de las personas, priman sobre los del mercado. No se trata de una revolución. Más bien se trata de un compromiso con las personas y con la propia iniciativa individual. Un compromiso con la dignidad.

Nuestros usuarios están lejos de pedir caridad, subvenciones, o fondos perdidos. Ellos sólo quieren una oportunidad. Y aprovecharla dignamente con su trabajo y con sus valores. La dignidad es su motor y a nosotros nos motiva e ilusiona pensar que trabajamos por un mundo no sólo más justo, y con más oportunidades para todos, sino también más digno.